¿Por qué da miedo invertir?


"El que no arriesga... no pierde" según la aversión a la perdida en la teoría de prospectiva. no arriesgamos por el miedo a perder.


En una fiesta de boda gastamos cientos de miles de pesos, tiramos la casa por la venta y nos endeudamos hasta el tope.

El 20% de los invitados son desconocidos, un sin número de invitados se quejan de que no es suficiente o de su agrado la comida, la bebida, la música o el recinto.

Realizamos gran gasto para festejar la unión en matrimonio de dos personas e intentar satisfacer y dar gusto a cientos de invitados.

El miedo no radica en el gasto que se pudiera realizar para el festejo, el miedo radica en no haber gastado lo suficiente para complacer a los invitados.

¿Cómo es que gastamos tanto en una fiesta que solo durará un par de horas, y es tan difícil de invertir en un negocio que pudiera darnos frutos por varios años?

La respuesta más probable es el sentimiento de desconfianza que impulsa a creer que ocurrirá un hecho contrario a lo que se desea, se define como miedo.

En la economía, finanzas y psicología se le conoce al concepto como AVERSIÓN AL RIESGO de la teoría de prospectiva, realizada por psicólogo estadounidense Daniel kahneman.

En grandes rasgos nos dice que las personas tememos los efectos de las posibles pérdidas más que la anticipación de las posibles ganancias, lo podríamos definir en una frase como… “El que no arriesga… no pierde” Y es que el temor a invertir surge de la incertidumbre por la falta de conocimiento y/o pericia en el tema.